Miércoles, 17 Enero 2018

VOLVERÉ Y SERÉ LEYENDA

Domingo, 17 de Diciembre de 2017 19:58 Ruben David Oliva
Imprimir PDF

No habrá ninguno igual, no habrá ninguno. El tiempo y la copiosa lluvia anterior o posterior no pueden detener el amor del pueblo Fortinero por su ídolo. Un signo de los tiempos construidos en su entorno. Infaltable, el temporal, evidenció la representación misma de José Luis en los rivales y en el sentir Velezano. Incomodidad para quienes lo enfrentaban, y alivio recurrente para quienes disfrutábamos sus hazañas. Y así como la lluvia purifica y cura, Chilavert provoca pasión y emoción. Un signo más de la diferencia que lo caracteriza con el resto del ambiente futbolístico. Son pocos, realmente pocos, quienes pueden decirse ídolos en Liniers.

Cómo si fuese una planificación acordada, el temporal se hizo presente como en aquella tarde fría de La Plata para un penal agónico y la conquista del primer título en la era dorada, o en la tarde del tiro libre, su primer gol en Vélez Sarsfield ante Deportivo Español o en el histórico golazo con 60 metros de gloria a Burgos en el Amalfitani. Sin olvidarlos ni ser Injustos con la noche de su despedida, ni con la ya recordada por siempre, inauguración de la estatua.

Una noche de emociones con el recuerdo de sus compañeros y una frase que marcó a fuego la velada. “Muchas gracias a todos, realmente me llena de emoción volver a pisar mi casa, que es el mayor orgullo que tenemos. Siento total satisfacción que todos ustedes estén acá y les quiero decir a todos los hinchas de Vélez que los amo de por vida, de corazón”, que expresó al borde de lagrimas que aguantó estoico.

Hubo tiempo para el reconocimiento a sus compañeros presentes. Héctor Almandoz, Roberto Trotta, Marcelo Gómez, Christian Bassedas, Roberto Pompei y Omar Asad, y para varios a los que graficaba como “Campeones del Mundo”. Así nombró a José Luis Sotomayor y Raúl Cardozo.

Hasta se dio lujo para una reconciliación. Agradeció el trabajo de Ricardo Petracca, organizador de la Integración, para Héctor Gaudio, presidente de aquel Vélez Sarsfield Campeón del Mundo, y una frase para Raúl Gamez, para cerrar una grieta que nunca debió existir.

La fiesta siguió con sus ganas de crecer en un Velez Unido sin rencores, con una entre comillas, apretada al presidente de Vélez para que sus compañeros tengan lugar en el club. Festejo coronado por el lujo de observarlo cantar canciones de Vélez junto a la gente. El “Vélez sos mi alegría, vos sos el Campeón, yo te llevó en alma, te llevó en el corazón”, que resonó desde su garganta y se escuchó fuerte en el interior del estacionamiento cubierto. ”El homenaje soñado. La noche del reencuentro en paz y a pura emoción.

Ver la transmisión en vivo por Periscope (duración 40 minutos)

 

Por Rubén David Oliva

Seguir al autor en @ruvencho69

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

VOLVERÉ Y SERÉ LEYENDA

 

 

Propietario Periodismo del Tercer Milenio |  Director Rubén David Oliva