Viernes, 18 Agosto 2017

¿PRIORIDAD? SER + REGULARES

Sábado, 23 de Abril de 2016 13:33
Imprimir PDF

A todo o nada. De un extremo a otro. El contraste del rendimiento y los resultados obtenidos, hacen a Vélez el equipo más irregular del torneo. Las estadísticas lo demuestran. Es el único de los treinta equipos de Primera División que todavía no empató en las 12 fechas. Ganó seis y perdió esa misma cantidad, con 18 puntos logrados. Hizo 18 goles y le convirtieron 19. La temporada del Fortín tiene dos caras.

Lo visto en cancha a lo largo del campeonato explica los números. El juego del conjunto de Liniers es cambiante. No logra encontrar una estrategia sólida de cómo encarar los partidos y hay ausencias que perjudican la búsqueda de un estilo. Las lesiones de Mariano Pavone (quien no actúa desde la séptima jornada), Hernán Toledo (volvió hace poco de un desgarro de cuatro semanas), Jorge Correa y Diego Zabala son realmente influyentes en el peso ofensivo del equipo de Christian Bassedas. A eso hay que sumarle la subluxación de hombro de Fabián Assmann, arquero que iba a ser titular y no va a estar por 4 meses. Las suspensiones también sabotearon al Fortín, ya que obtuvo seis expulsiones a lo largo del torneo. Sumado a eso, las amarillas tienen su protagonismo negativo; Lautaro Gianetti, autor del gol ante Argentinos Juniors, no podrá estar contra River por llegar a la quinta amonestación. Ante tantos problemas, los reemplazos no cumplen las expectativas. En un plantel corto, el banco de suplentes está conformado por muchos juveniles que no logran consolidarse en el profesionalismo y son arrastrados en la irregularidad futbolística.

El entrenador de la V Azulada debe buscar la regularidad en ese contexto cambiante y confuso. No hay excusas. La estabilidad, a través de una idea de juego, es fundamental para obtener la mayor cantidad de puntos.


Por Ignacio Cairola @NachoCairo

 

 

Propietario Periodismo del Tercer Milenio |  Director Rubén David Oliva