Martes, 25 Julio 2017

LA MALDICIÓN DE JUGAR COMO VISITANTE

Domingo, 06 de Marzo de 2016 17:18
Imprimir PDF

La derrota del viernes pasado por 1 a 0 ante Arsenal, golpeó las expectativas del conjunto de Christian Bassedas. Fue un partido que, en la previa, se presentaba favorable para Vélez. Era una buena oportunidad para romper con la maldición de jugar de visitante.

De los últimos 2 años hasta el presente, jugar fuera del José Amalfitani se presentó como un problema para el conjunto de Liniers. Hace 1 año, 6 meses y 9 días que el Fortín no obtiene dos victorias consecutivas de visitante por torneos locales. La última vez que lo logró, fue en las fechas 1 y 3 del Torneo de Transición 2014, cuando el conjunto dirigido en ese entonces por José “Turu” Flores venció a Tigre (1 a 0) y a Independiente (4 a 0). En aquel certamen, perdió 6 partidos seguidos fuera de casa. Tras aquella victoria lejana en Avellaneda, el nivel fue muy pobre. Consiguió 4 triunfos, 7 empates y 16 derrotas en los últimos 27 cotejos. Sila estadística se traslada a puntos obtenidos, son 19 de 81 posibles. Mucho tiene que ver la campaña de Miguel Ángel Russo al frente del plantel en el año pasado, donde la V azulada sólo ganó 2, igualó 6 y fue derrotado en 7 oportunidades en todo el 2015. En este torneo, Vélez fue vencido dos veces y obtuvo los tres puntos en una oportunidad, ante Argentinos Juniors. Hay que aclarar que el campeonato recién comienza y el Fortín mejora en su rendimiento.

Jugar de visitante es un problema que debe ser resuelto para consolidarse y obtener mejores campañas. Por ahora, es una maldición.


Por Ignacio Cairola @NachoCairo

 

 

Propietario Periodismo del Tercer Milenio |  Director Rubén David Oliva